Normas para Fotocopiado de libros historicos

FOTOCOPIADO DE MATERIAL DE ARCHIVO Y BIBLIOTECA

 

El texto original, “Photocopying of Library and Archive Materials” integra la serie “NPO Preservation Guidance, Preservation Management Series”

Fotocopiar es uno de los métodos más populares para reproducir libros y documentos, porque es rápido y relativamente barato. Sin embargo, el uso de máquinas fotocopiadoras genera serios problemas de preservación. Usadas apropiadamente, su manejo cuidadoso puede reducir los problemas potenciales; si se usan incorrectamente, el fotocopiado puede causar severos daños a la estructura de un libro o documento.

Este artículo advierte sobre los daños inherentes al fotocopiado; ofrece consejos sobre las “mejores prácticas” y plantea qué elementos del diseño hacen a una máquina fotocopiadora “amiga de los libros”

¿Qué daños causa fotocopiar?

La manipulación inexperta y la luz y el calor generados por las propias máquinas, son las principales causas de daño. Las máquinas comunes, que fuerzan a abrir el libro a 180 grados, son particularmente dañinas.

Manipulación

Manipular los libros con cuidado -y sabiendo cómo hacerlo- es esencial si las colecciones tienen que mantenerse en uso.

Al fotocopiar usando máquinas comunes, la fuerza de gravedad hace que las hojas del libro caigan hacia la platina cuando se lo está bajando para posicionarlo. En consecuencia, las hojas pueden resultar quebradas, dobladas o rasgadas.

En ese tipo de máquinas, con frecuencia se ejerce presión sobre el libro para obtener una mejor  imagen, especialmente cuando la encuadernación es muy ajustada. Esto tensa la estructura del volumen, haciendo que el lomo se quiebre, realzando cualquier debilidad inherente en su cosmética y poniéndolo en riesgo de daño permanente. Recuerde que el daño puede no ser percibido sino hasta mucho tiempo después.

Radiación UV y niveles de luz

La cantidad de radiación UV emitida varía de acuerdo al tipo de máquina pero, según las investigaciones realizadas hasta este momento (febrero de 2000) se considera improbable que una corta exposición -para hacer una copia simple- cause algún daño mensurable. Sin embargo, debería ser preocupante cuando un objeto es sometido a copiado múltiple o frecuente.

Políticas de fotocopiado: recomendaciones 

Es esencial que todas las bibliotecas y archivos formulen una política para controlar el fotocopiado de sus colecciones, como parte de su política general de preservación.

El principal interés de esta política debería ser la protección del elemento original.

Las siguientes recomendaciones para el fotocopiado en bibliotecas y archivos han sido trazadas por miembros del Panel de Administradores de Preservación de la NPO.

Las instituciones deberían brindar una variedad de servicios de copiado a los usuarios pero sólo cuando no amenacen la preservación de los libros y documentos.

La gerencia del archivo/biblioteca debería promover, a través de su política de compra o alquiler, el uso de máquinas fotocopiadoras amigables para la preservación.

El gerenciamiento rutinario de los servicios de copiado debería estar íntimamente ligado a los departamentos de preservación/conservación. Todo el personal de reprografía debería recibir entrenamiento adecuado para la manipulación de material.

El personal de preservación debería desarrollar lineamientos acerca de la aptitud de los  materiales para ser copiados; otro grupo debería ser entrenado para tomar decisiones – basadas en dichos lineamientos- acerca de la aptitud de los materiales para ser copiados y aconsejar acerca de cuál es el medio de copiado adecuado.

Toda negativa para copiar el material debería ser claramente explicada: de ser necesario, tales decisiones deberán ser respaldadas en el nivel directivo.

Las normas acerca de la aptitud del material para ser fotocopiado deberían estar a disposición de los usuarios.

El precio a cobrar por el copiado debería cubrir todos los costos, directos e indirectos, incluyendo los costos de preservación del material original.

El precio a cobrar por todo copiado, debería estar estructurado para estimular a los usuarios a adquirir copias hechas de un modo favorable a la preservación.

Las oportunidades para que los usuarios utilicen un auto-servicio de fotocopiado, deberían ser mínimas. (Nota: Esta recomendación es más apropiada para bibliotecas. Cuando hay auto-servicio de fotocopiado en un archivo, normalmente es sólo para uso con microformas y medios electrónicos.)

Servicios de Fotocopiado: las mejores prácticas

Entrenamiento y concientización del plantel de empleados

Idealmente, el fotocopiado debería ser realizado por el propio personal de la propia institución, plenamente entrenado, y habiendo examinado cada elemento para determinar su aptitud. Los criterios para restringir el copiado de ciertos materiales deben estar verdaderamente entendidos por todo el plantel.

Sesiones de entrenamiento en buenas prácticas de manipulación y buenas prácticas de copiado, deberían ser obligatorias para quienes se incorporen al plantel y todo el personal estable debería refrescar sus conocimientos en frecuentes sesiones periódicas.

Autoservicio de fotocopiado

Si no fuera posible destinar personal para que se ocupe del fotocopiado, los siguientes factores pueden ayudar a reducir el daño causado por el publico.

Colocar las máquinas bien a la vista del personal

Instrucciones claras y concisas sobre manipulación cuidadosa deberían colocarse en un lugar destacado junto a las máquinas

Los criterios para materiales restringidos deberían estar a disposición de los usuarios

Materiales en mayor  riesgo

los libros que pesan 5 kilos o más, o cuyo espesor es más de 5 centímetros. Son difíciles de manipular y su encuadernación sufre tensión cuando se intenta obtener una copia.

los libros que son más grandes que la bandeja de la máquina.

los libros en pergamino, que pueden estar quebradizos y con probabilidad de daño bajo presión o calor.

los libros con encuadernaciones finas o de importancia histórica

los libros con desplegables más grandes que sus tapas. Son extremadamente vulnerables a los desgarros

los libros con páginas rasgadas o quebradizas se deteriorarán más si se los somete al proceso de fotocopiado

los pergaminos

los objetos que tienen adheridos sellos

los libros de hojas sueltas encuadernadas pegadas -en lugar de cosidas- como en muchas ediciones contemporáneas, no pueden soportar -sin el riesgo de romperse- la tensión al ser abiertas 180 grados.

los libros abrochados o cosidos a través de su margen

los libros con sus costuras rotas o páginas sueltas

los libros con encuadernaciones muy ajustadas

 

los libros con sus tapas rasgadas, deterioradas o faltantes

los grandes mapas, planos o cartas

los diarios

Cada una de estas categorías se debería evaluar en relación a los propósitos de la biblioteca o archivo y tomar una decisión con respecto al fotocopiado. Como regla general si se piensa que el resultado podría ser que su condición empeorara, entonces se debería rechazar el fotocopiado.

La política de fotocopiado debería estar escrita y todo el personal debería estar consciente de ella.

Las copias deberían estar a disposición del personal y del público. Pero la responsabilidad no termina con establecer la política, sino que es de vital importancia asegurarse que todo fotocopiado se haga correctamente.  

Este texto continúa en la Clave OAP número 7.

Clave 7

Buenas prácticas de fotocopiado:

-No ejerza presión sobre el lomo del libro

-Nunca abra un volumen más de 180º

-Mientras esté colocando el objeto sobre la platina de la máquina fotocopiadora, soporte adecuadamente las páginas

-Si se requiere más de una copia de un objeto, las copias subsiguientes se tomarán de la primera copia y no del original.

-Limite el número de posibles aperturas para copiado de cada volumen “saludable” a, por ejemplo, 25 aperturas.

-Los desplegables no deberían ser copiados porque el riesgo de daño es extremadamente alto: si es absolutamente esencial, deberá ser hecho -siempre- por al menos dos miembros del personal, con uno para sostener las partes que sobresalen de la máquina

-No permita que los libros sean dejados sobre las máquinas, ya que pueden ser dañados por el calor

-Las fotografías nunca deben ser dejadas sobre la platina, porque el calor puede causar desprendimiento en la emulsión de la superficie y curvatura en el papel

-Tenga en cuenta un sistema de registro para monitorear la cantidad de copias que se hagan a los objetos “populares”

El copiado a partir de réplicas

Si en las colecciones hay material considerado particularmente vulnerable o sometido repetidamente a copiado, usted deberá pensar en el préstamo de copias-réplicas. Las réplicas posibles incluyen:

-fotocopias del objeto, o parte de él.

-facsímiles

-microfilms

-copias digitales/electrónicas

El uso de reproducciones salvará al original del desgaste por uso. Muchas veces se pueden producir copias múltiples a bajo costo, ofreciendo acceso a más usuarios.

Los originales, si realmente están en peligro, pueden entonces pasarse a acceso restringido, protegiéndolos así de nuevos daños.

La fotocopiadora “amigable para los libros”

Han sido desarrolladas copiadoras especializadas, para posibilitar el copiado seguro de libros encuadernados.

Ellas usualmente ofrecen ventajas contundentes con respecto a las máquinas convencionales, pero aún así debe procederse con cuidado, para evitar daños a la estructura del volumen.

 

La principal característica de diseño de estas máquinas es la provisión de un borde inclinado desde el borde de la platina del vidrio. Esto posibilita la máxima presentación de la página en la platina y evita la tensión en la costura y la estructura de la encuadernación.

Se puede copiar sólo una página por vez.

Eligiendo una copiadora: características de las máquinas

Identifique sus necesidades específicas y junte información –literatura general, folletos de los fabricantes y evaluaciones de tests comparativos. Tenga en mente los siguientes puntos:

-las máquinas con platinas móviles no deberían ser usadas para copiar volúmenes encuadernados o documentos grandes que sobresalgan del borde del área de la platina: hay un riesgo serio de daño -por contacto con otras partes de la máquina- cuando la platina y el objeto se mueven

 -verifique si en el diseño de la máquina hay algún tipo de bordes filosos, que pudieran entrar en contacto con el objeto a fotocopiar

-considere agregar una llave para encendido con el pie: esta modificación permite al operador tener ambas manos libres para posicionar y sostener los originales. Esto no sólo acelera el proceso de copiado, sino -lo que es más importante- posibilita dar mayor cuidado al original

-verifique que su proveedor de fotocopiadoras tiene experiencia en proveer copiadoras para uso en bibliotecas: muchos proveedores no entienden que los requerimientos de una copiadora para oficina son sustancialmente diferentes de los de una copiadora para biblioteca    

 

Copyright

El fotocopiado en bibliotecas está cubierto por la legislación de copyright. Es un tema complejo, cuyos detalles exceden el propósito de esta publicación

Anuncios

Al Señor de los Milagros

Al Señor de los Milagros

Tema principal de la miniserie: “Pide un Milagro”

del canal de TV Peruano: Frecuencia Latina

Canta: Willy Rivera(Cantante de salsa peruano)

 

Al señor de los Milagros

le he pedido en oración

tenga de mi compasión.

Le he pedido por mi madre

le he pedido por mis hijos,

y allá en la calle que está dura

me cuide cuando camino.

 

Y siguiendo con el ruedo

con la multitud cantando

avanzando voy cargando

la Santa estampa pesada

siempre va a pasar lo mismo

cuando va llegando Octubre

de todas partes acuden

pa’ ver al Cristo Bendito.

(manbo)

Entre cirios y el incienso

visto el hábito morado

el detente lo llevo al lado

y el blanco cordón va cruzado

al Señor de los Milagros

tus fieles en oración

venimos en procesión

échanos la bendición.

 

Paso a nuestro Amo y Señor

Décima de pie forzado en homenaje al Señor de los Milagros

Por el decimista peruano : Don Nicomedes Santa Cruz

 

Paso a nuestro Amo y Señor

andas, lienzo y candelabros

paso a nuestro Salvador

el Señor de los Milagros

La Calle es un río humano

por cuyo cauce, la gente

muy acompasadamente

camina desde temprano.

“avancen, avance hermano

no estorben al cargador…”

grita el Capataz Mayor

que las cuadrillas comanda.

“Paso, que vienen las andas,

paso a Nuestro Amo y Señor”..

 

Por las calles se desborda

aquel torrente morado;

gimen los pies maltratados,

la Fe permanece sorda.

la multitud que lo aborda

da marco al rey de los cuadros:

caídas y descalabros

en aquella mar mulata,

y cual velero de plata

andas, lienzo y candelabros

 

Una señora morena

le ofrece todos sus hijos;

una ciega de ojos fijos

pídele Luz Nazarena;

azota una Magdalena

su vil cuerpo pecador.

al paso del Redentor

doblan tristes las campanas

“Avancen, avancen hermanas

paso a Nuestro Salvador”..

 

Sobre el lienzo de Jesús

la tarde pinta una sombra.

sobre las frentes se nombra

señal de la Santa Cruz…

bajo un cirio – santa luz-

a ti, Señor, me consagro

y de tus perfiles magros

venga a nos tu Redención

que nunca negó perdón

el Señor de los Milagros