Coleccion de decimas…

Décimas a la amistad de una amiga…

Cariñosa amiga mía,
afable y encantadora,
pájaros de voz cantora
han de celebrar tu día.
Si oyeres dulce armonía
alrededor de tu hogar,
no te vayas a extrañar
ni te ocasione recelo
que son ángeles del cielo
que te vienen a saludar…

 

Soy amiga de mi amigo

el que me admira y me aclama

si es que en mi pecho la llama

de la amistad busca abrigo.

La décima, buen testigo,

nos reúne cada día,

y me causa simpatía,

pues para mí la amistad

me da la felicidad

y me colma de alegría.

 

Décima de Porfirio Váldez Alvarez

 

Rubia que estás a mi vera

como una rosa de junio,

qué milagro nobilunio

te pintó la cabellera.

Pudiste de qué manera,

nacer tan sofisticada;

y al mirar sobresaltada

a cualquiera dirección,

te sale una procesión

de estrellas por la mirada.

 

Elpidio Peñalver, Pajón :

“en la ribera de un río”:

Tu belleza indescriptible

tras tus huellas me lanzó

y mi corazón luchó

hasta vencer lo imposible.

En un arranque sensible

llené mi pecho vacío,

rompí silencio y hastío

cuando a mis brazos llegaste

y eterno amor me juraste

en la ribera de un río.

 

José Vigoa Chirino:

“con el don de ser un hombre”,:

Cuando un hombre se sitúa

en un lugar bien situado,

no lo mueve ni un tornado

ni lo levanta una grúa.

Cuando un hombre se evalúa

hay que respetar su nombre

y para que no te asombre

esto que te voy a hablar,

no es fácil, pues, cargar

con el don de ser un hombre..

Décimas de Ramón García Gonzáles

Décimas de Ramón García Gonzáles

Mujer

Decir, mujer es decir:

manantial de la belleza

natural naturaleza

que nunca puede morir

decir, mujer es abrir

el labio, al amor primero

y sentirse prisionero

en un verbo de pasión

donde aprende el corazón

por primera vez: ¡Te quiero!

Ella

Ella sabe lo que siento

en mi corazón por ella

y que mi rima es más bella

con ella en mi pensamiento

ella no es el cielo ni es viento,

ni luz divina ni sombra

ni pétalo que me alfombra

mi verso cuando reposa

es simplemente, la rosa

Soñador

Soñaba que compartía

contigo un sueño de amor

y que te llamaba flor

el arcángel de María

soñaba ¿qué soñaría?

entre cantos gregorianos

y estos sueños artesanos

de alcanzar lirios ajenos,

que al despertarme tus senos

aun perfumaban mis manos.

Sonrisa de mujer

La sonrisa es una flor

del jardín de la mujer,

que da sin comprometer

el perfume de su amor.

Y por lograr el favor

de una mujer cuando mira,

el hombre arranca a su  lira

palabras tan luminosas,

que alfombra el suelo de rosas

Donde la mujer suspira.

Pequeño amor

Nadie sabe que te quiero

nadie. Pero yo lo sé

no me preguntes ¿por qué?

que por saberlo me muero

que si mi sueño primero

fue tu gracia de mujer,

el último fue poner

tu nombre al amor que sueño

y aún me parece pequeño

mi amor para florecer.

Romántica

Un día rozó la brisa

del mar latino tu cara

con una intención tan clara

que provocó tu sonrisa.

Dejó tu mano sumisa

la caricia del teclado

y en un movimiento alado,

esquivaste la presencia,

de mi inocente ocurrencia

antes de haberte besado.

¡ Te quiero!

En la vida hay un momento

que hablan los ojos tan claro,

que el labio siente reparo

de expresar el pensamiento.

es cuando el amor contento

se derrama placentero

y se oscurece el lucero.

con la luz del primer beso

y el aire se lleva impreso

eternamente: ¡te quiero!

TALARA, NO DIGAS “YES”

TALARA, NO DIGAS “YES” 

Talara, no digas “yes”,

mira al mundo cara a cara,

soporta tu desnudez

…y no digas “yes”, Talara

 Mi raza, al igual que tú,

tiene sus zonas ajenas:

tu por petróleo en tus venas,

yo por ser como Esaú.

A veces no es el Perú

lo que esta bajo tus pies.

Yo a veces cojo la mies

para que otro se la coma.

Si sólo es nuestro el idioma,

Talara, no digas “yes”.

Lo que ganas y te dan

recíbelo con orgullo.

es un diezmo de lo tuyo,

es migaja de tu pan.

Y si acaso un holgazán

a patriota te retara,

deja que siga la piara

en su cuadrúpeda insidia;

si el mundo entero te envidia

mira al mundo cara a cara

Pero cuando tus entrañas

ya no tengan mas que dar

y no haya que perforar

en tu mar ni en tus montañas;

cuando lagartos y arañas

a la “rotaria” hagan prez;

cuando la actual fluidez

se extinga como el ocaso,

contra el viento de “ El Tablazo”

soporta tu desnudez.

Es día está lejano

y ojalá no llegue nunca,

mas como todo se trunca

pensemos en todo, hermano:

Si te dedicas al grano

te traeré agüita clara,

y si en el desierto se ara

te serviré de semilla.

… y  no dobles la rodilla,

… y no digas “yes” Talara.

 

Nicomedes Santa Cruz

SOÑE CON EL MUNDO EN GUERRA

SOÑE CON EL MUNDO EN GUERRA

 Soñé con el mundo en guerra,

Vi que la gente moría.

Se desintegró la tierra

en mi horrible pesadilla.

 

De maniobras un avión

volaba sobre el Oriente,

cayó por accidente

y hubo atómica explosión.

Ya la Soviética Unión

culpa del caso a Inglaterra:

El avión era un “Canberra”

británico era el piloto..

por el suceso que anoto

soñé con el mundo en guerra.

 Y vi los aviones rusos

que Londres borran del mapa

(Desde el Vaticano, el Papa

censura tales abusos).

Los yanquis, aun confusos,

atacan el mismo día:

Cada bomba que caía

arrasaba una ciudad.

De Washington a Bagdad

vi que la gente moría.

 Hace añicos de Moscú

Nueva York, en represalia;

caen bombas sobre Italia,

en California, Beirut…

La muerte llega a Perú

y a nuestras carnes se aferra.

Muerte radioactiva encierra

la atmósfera universal,

y como triste final

se desintegró la Tierra.

Seis días- según mi sueño-

duró tanta destrucción;

igual que la Creación

pero con distinto empeño…

Desperté, vi el sol risueño

que sobre nosotros brilla.

Y ahora, desde ese día

diario ruego a Jesucristo

no permita lo que he visto

en mi horrible pesadilla.

Nicomedes Santa Cruz

ERES EL NORTE DEL NORTE

Eres el norte del Norte

septentrión del litoral.

Alumbras nuestro horizonte

como una aurora boreal

Rara vez el centralismo

pone sus ojos en ti,

y a pesar de ser así

es grande tu patriotismo.

En ti me miro a mi mismo

y siento como un resorte

que me impulsa a que te exhorte

con mi palabra sentida.

Hace tiempo que en mi vida

eres el norte del Norte.

 

A veces sueño despierto

y mi memoria se pierde

donde tu suelo era verde

y era verde tu desierto…

Hoy, el algarrobo ha muerto,

todo es carbón vegetal;

y para agrandar tu mal

han brotado un par de abrojos

donde lloraron mis ojos,

septentrión del litoral.

Deja que te hable, pocero,

pocero, deja que te hable

de perforación a cable

en el pozo petrolero:

Tú, que aquí fuiste el primero

en perforar playa y monte,

hoy haces de polizonte,

de mísero “wachimán”,

pero aún como guardián

alumbras nuestro horizonte.

Y tu chola tumbesina,

cuando la marea suba

 tendrás robalo, ojo-de-uva

mero, langosta, corvina.

Esa fauna submarina

será el futuro caudal…

¡Lucha, pueblo tropical,

y este Perú en que sucumbes

será alumbrado por Tumbes

como una aurora boreal!…

Al Señor de los Milagros

Al Señor de los Milagros

Tema principal de la miniserie: “Pide un Milagro”

del canal de TV Peruano: Frecuencia Latina

Canta: Willy Rivera(Cantante de salsa peruano)

 

Al señor de los Milagros

le he pedido en oración

tenga de mi compasión.

Le he pedido por mi madre

le he pedido por mis hijos,

y allá en la calle que está dura

me cuide cuando camino.

 

Y siguiendo con el ruedo

con la multitud cantando

avanzando voy cargando

la Santa estampa pesada

siempre va a pasar lo mismo

cuando va llegando Octubre

de todas partes acuden

pa’ ver al Cristo Bendito.

(manbo)

Entre cirios y el incienso

visto el hábito morado

el detente lo llevo al lado

y el blanco cordón va cruzado

al Señor de los Milagros

tus fieles en oración

venimos en procesión

échanos la bendición.

 

Paso a nuestro Amo y Señor

Décima de pie forzado en homenaje al Señor de los Milagros

Por el decimista peruano : Don Nicomedes Santa Cruz

 

Paso a nuestro Amo y Señor

andas, lienzo y candelabros

paso a nuestro Salvador

el Señor de los Milagros

La Calle es un río humano

por cuyo cauce, la gente

muy acompasadamente

camina desde temprano.

“avancen, avance hermano

no estorben al cargador…”

grita el Capataz Mayor

que las cuadrillas comanda.

“Paso, que vienen las andas,

paso a Nuestro Amo y Señor”..

 

Por las calles se desborda

aquel torrente morado;

gimen los pies maltratados,

la Fe permanece sorda.

la multitud que lo aborda

da marco al rey de los cuadros:

caídas y descalabros

en aquella mar mulata,

y cual velero de plata

andas, lienzo y candelabros

 

Una señora morena

le ofrece todos sus hijos;

una ciega de ojos fijos

pídele Luz Nazarena;

azota una Magdalena

su vil cuerpo pecador.

al paso del Redentor

doblan tristes las campanas

“Avancen, avancen hermanas

paso a Nuestro Salvador”..

 

Sobre el lienzo de Jesús

la tarde pinta una sombra.

sobre las frentes se nombra

señal de la Santa Cruz…

bajo un cirio – santa luz-

a ti, Señor, me consagro

y de tus perfiles magros

venga a nos tu Redención

que nunca negó perdón

el Señor de los Milagros

Decimas de Peru:Décimas de Vahema

seleccion de Decimas compuestas por el decimista peruano radicado en la ciudad de Sucre Bolivia:Lizardo Alberto Santa Maria: Vahema. Pueden visitar la pagina: http://www.mundoalterno.com/decimas/decimas.htm dedicada a la difusión de la literatura en especial de autores peruanos.

 

La Espinela

Para hablar de la espinela
(la décima en mi Perú),
hay que subirse a un bambú
y dibujar una estela.
Convertir al hielo en vela
encendida en un nevado,
elevarse con el prado
ver el mar lleno de valles;
al lograr estos detalles
quizás estés autorizado.
La décima no es peruana
ni Argentina o Española,
esa estrofa es una ola
muy iberoamericana.
Si la dibujo de grana
con un rocío de armiño,
si la aprecio como un niño
que llora sin su mamá;
es porque su alma está
acá en mi incaico cariño.
Por lo tanto, con gran celo
hagan la décima BUENA,
y si el cerebro les truena
seguir firme en ese anhelo.
Cuando prendidos al vuelo
de la increíble espinela,
van a sentir la novela
sutil de la poesía;
respirando la armonía
de nuestra peruana escuela.

Vahema

PERU: Entre tus olas me río
Perú, riqueza peruana
orgullo de tu gente,
te llevo tan presente
en mi ausencia lejana.
En tu serena mañana
me empapa tu rocío
y en tu cantar tan mío
de ternura incomparable
dejo que tu mar hable
y entre tus olas me río
Vahema
20 de julio 2005
Sucre Bolivia.

VOLVIÓ A BRILLAR EL SOL
El pueblo puso fin
al imperio español,
volvió a brillar el sol
con la espada de San Martín.
Lima ciudad sin fin
con un rutilante mar,
ella se pone a bailar
con la flor de la canela
es la canción que vuela
en el recuerdo para soñar.
Vahema
26 de julio 2005
Sucre Bolivia

ASI ES LA VIDA DURA
En tus ojos brillaron
la luz de un "mundo mejor",
la aventura y el dolor
sobre tu cuerpo quedaron.
Con inquina te miraron
de una forma indignante,
y con tu pecho adelante
de tristeza y ternura
así es la vida dura
del compañero emigrante.
Vahema
29 de julio 2005
Sucre Bolivia

SE ESCULPE TU NOMBRE MARÍA
La historia de pié
se llamó Tahuantinsuyu
la época de taguasuyu
sobre tu palma se ve.
En tu escrito miré
al fabuloso Coricancha
y desde esa piedra ancha
de enorme sabiduría,
se esculpe tu nombre María
donde la patria se ensancha.
Vahema
Martes 16 de Agosto 2005
Sucre Bolivia

PUNO SOBRE LOS MARES

En tu agreste cordillera
nació tu arte rupestre,
es bendición terrestre
como el hombre quisiera.
Entre los Apus viviera
en sus profundos cañones,
mezcla de frío y canciones
de vientos glaciares
Puno sobre los mares
cosecha sus emociones.

Vahema
06 Setiembre 2005
Sucre – Bolivia

TODO CHUQUISACA PIENSA

El viernes empieza

Guadalupe serenata

corre cerveza en lata

todo Chuquisaca piensa.

de Bolivia su conciencia

el sábado entrada

donde baila de madrugada

el espíritu de Olañeta

a gozar es la meta

vestida de morenada.

Vahema
Setiembre 2000
Sucre, Bolivia

TE ESPERE CON PACIENCIA

Ayer me acorde de ti
hoy gozo tu presencia,
te esperé con paciencia
a tu lado pues, reí.
Entre letras te conocí
con una banderola,
entre esa inmensa ola
que clama libertad
justicia y verdad
tu nunca estás sola

Vahema
8 de julio 2005
Sucre Bolivia

JULIO RAMÓN RIBEYRO

maestro incomparable

del cuento peruano,

solemne y soberano

dejo que tu pluma hable.

fumador imparable,

el próximo mes me nivelo

tu le diste consuelo

en la palabra del mudo

escritor limeño que pudo

alumbrar con letras el cielo.

Vahema
15 de Junio 2004
Sucre – Bolivia

ERES ORO DE LA HISTORIA
Caballero de los mares
símbolo ciudadano,
recogiste con tu mano
en medio de avatares.
Entregaste los pesares
que te cubren de grandeza,
marino de entereza
eres Oro de la historia
tallador de la memoria
tu moral es fortaleza.
Vahema
2 de junio 2005
Sucre Bolivia.

 

 

mas decimas de Don Nicomedes Sta. Cruz

MI abuela parió a mi madre

Mi Abuela parió a mi madre

mi madre me parió a mí.

las mujeres todas paren…

¡ yo también quiero parir!

I

Yo soy  Nico Santa Cruz

decimista y jaranero.

estado civil: soltero,

libre como el avestruz.

Yo vi la primera luz

en Lima, como mi padre

y en Lima, una hermosa tarde

-fecha que recuerdo siempre-

un 23 de Diciembre

mi abuela parió a mi madre….

II

Tengo seis hermanos hombres

 y tres hermanas mujeres

los diez cumplimos deberes

que engrandecen nuestros nombres.

Hoy, por darme mas renombre,

esta décima escribí

porque poeta nací

y en noche de plenilunio

el día 4 de Junio

mi madre me parió a mí.

III

Mi padre ya octogenario

es insigne literato

( ante él pongo a mas de cuatro

en plano muy secundario).

Y en mi madre, cual sagrario

que otras madres se comparen

puede ser que así reparen

que criar es lo debido;

por lo demás es sabido

Las mujeres todas paren

IV

Mi hogar desde sus cimientos

se debe sólo al sudor

que mi madre, con amor

vertió sin detenimiento.

Fruto de mil sufrimientos

es lo que hoy se puede oír.

Diario le suelen decir

otras madres  con orgullo

¡ un negro como los suyos

yo también quiero parir!

 

De ser como soy me alegro

 

De ser como soy, me alegro

Ignorante es quien critica.

Que mi color sea negro

eso a nadie perjudica.

I

En medio de mi pobreza

vivo en forma muy decente

ni al amigo ni al pariente

pido ayuda en mi tristeza.

Si es orgullo o si es torpeza

mi modo de ser celebro:

Lo tomado reintegro,

pago favor con favor,

y si negro es mi color

de ser como soy, me alegro.

II

Dentro de mi rectitud

tengo un corazón muy grande,

sirvo a cualquiera que mande

si al mandar tiene virtud.

¿ Verán en mi esclavitud

porque sirvo a gente rica?

Yo respondo a quien se ubica

al centro del subibaja:

¡ Si es esclavo el que trabaja

ignorante es quien critica!

III

Miro con gran displicencia

a quien ponga mala traza

porque le asuste mi raza

o le asombre mi presencia.

y si alguno en su insolencia

me compara con un cuervo

tal injuria desintegro

con esta frase tan corta:

¡ si no molesto, que importa

que mi color sea negro!

IV

Ni el color ni la estatura

determinan el sentir,

yo he visto blancos mentir

cual menguada criatura.

Por esto, mi conjetura

no es dogma que se complica,

muy claramente se explica

que- viviendo con honor-

nacer de cualquier color

eso a nadie perjudica.

 

Soy un negro sabrosón

Soy un negro sabrosón

del cielo favorecido

tengo dulce el corazón

porque criollo he nacido

I

Los ojos de una morena

o el pico de un ajiseco

tapan el profundo hueco

que en l’alma pone una pena.

Para mí la vida es buena

como la fruta en sazón:

por el lao del corazón

me quieren hasta mis suegros,

y entre los negros mas negros

soy un negro sabrosón

II

Cuando escucho un Sol Mayor

-que es mi tono favorito-

de mi pecho el ronco grito

se torna en valses de amor.

Y si entra el cuerpo en calor

por los tragos que he bebido,

con el pañuelo extendido

puedo cantar un “palmero”

porque yo soy un jilguero

del cielo favorecido

III

En una mesa bien criolla

de carapulca y tamales

olvido todos los males

en que la vida me embrolla.

Yo mismo voy a la olla

y cogiendo el cucharón

me sirvo mas menestrón,

porque aunque nadie lo note,

de tanto comer camote

tengo dulce el corazón

IV

Entre gallos y mujeres

o seis cuerdas de vihuela

mi existencia criolla vuela

dejando gratos placeres.

Mas si en otros menesteres

me dan un cóctel servido,

y entre un smoking metido,

al escuchar un bolero

huyo del ritmo extranjero

porque criollo he nacido.

 

NADA EN ESTE MUNDO DURA

 

Nada en este mundo dura

 

fenecen bienes y males

 

una triste sepultura

 

a todos nos hace iguales.

 

Los minutos se hacen horas

 

la flor se vuelve semilla,

 

la madera se apolilla

 

y el mismo mar se evapora.

 

La niña pronto es señora,

 

si era virgen ya no es pura.

 

el pelo, con su blancura

 

deja la niñez ausente

 

porque desgraciadamente

 

Nada en este mundo dura.

 

Pasa el amor que tuvimos

 

y se olvidan mil recuerdos,

 

se rompen nuestros acuerdos

 

y las promesas que hicimos.

 

Se aleja el mundo que vimos

 

con sus momentos fatales.

 

nacen nuevos ideales

 

cuyo fin esta cercano

 

porque mas tarde o temprano

 

Fenecen bienes y males.

 

Tras la angustia va la suerte,

 

Tras el llanto las sonrisas,

 

tras los huesos las cenizas

 

y tras la Vida la Muerte.

 

Tras el cadáver inerte

 

se esconde la noche oscura,

 

y tras la verde espesura

 

de los hermosos cipreses

 

hay oculta muchas veces

 

Una triste sepultura.

 

El tiempo no se detiene

 

con amor ni con dinero,

 

la muerte es su mensajero

 

y muy tarde nos previene.

 

Basta que su mano frene

 

nuestros órganos vitales,

 

después de los funerales

 

nos convierte en calavera

 

y de esta triste manera

 

A todos nos hace iguales.

 

 A LA MUERTE NO LE TEMAS

 

A la muerte no le temas

 

aunque pase por la calle.

 

sin la voluntad de Dios,

 

la muerte no mata a nadie.

 

Cierra los ojos y duerme

 

pedazo del alma mía,

 

deja que despunte el día

 

y ya volverás a verme.

 

Mira que tienes tal fiebre

 

que con tus manos me quemas;

 

es necesario que duermas

 

sin pensar en el pasado,

 

y mientras yo este a tu lado

 

a la muerte no le temas.

 

Por piedad cierra los ojos

 

y tendrás un dulce sueño;

 

mira que siendo tu dueño

 

te lo suplico de hinojos.

 

Mira que solo despojos

 

quedan de tu lindo talle.

 

deja que el sueño desmaye

 

tu sufrimiento tan fuerte

 

y no pienses en la muerte

 

Aunque pase por la calle.

 

Por piedad, los ojos cierra

 

y duerme solo un instante,

 

que de verte agonizante

 

todo mi cuerpo se aterra.

 

Mira que sobre la tierra

 

solo quedamos los dos.

 

ni la muerte ni el adiós

 

truncaran nuestro camino

 

pues no hay vida ni destino

 

Sin la voluntad de Dios.

 

 Con tu nuevo despertar

 

tendrá nueva brisa el viento,

 

nueva luz el firmamento

 

y nuevas aguas el mar.

 

Nuevo ha de ser el trinar

 

de los pájaros del valle.

 

Nuevo el sol que nos irradie,

 

nueva nuestra juventud

 

pues queriendo como tu

 

La muerte no mata a nadie.

 

 MUERTE QUE TANTO TE ENSAYAS

 

Muerte que tanto te ensayas

 

para darme la sentencia,

 

déjame hacer penitencia,

 

que”al que Dios busca Dios halla”.

 

Un año tirado en cama

 

consumido por la tisis

 

ya no soporto la crisis

 

que mis pulmones inflama.

 

Muerte, si se me reclama

 

iré por donde tu vayas.

 

campeona de mil batallas

 

ven a llevarme ligero,

 

ya sabes que morir quiero

 

Muerte que tanto te ensayas.

 

Consideras gran hazaña

 

centuplicar mi agonía

 

sabiendo, por ironía,

 

que la muerte no me extraña.

 

¿El mostrarme tu guadaña

 

Te produce complacencia?

 

¡Dios te guarde la inocencia

 

porque con mi desatino

 

yo mismo te abrí camino

 

Para darme la sentencia!.

 

No temas que por mi implore

 

un amigo o un hermano,

 

no hay un solo ser humano

 

que tu justicia demore.

 

Te agrada que el mundo llore

 

cuando pierde la existencia:

 

unos te piden clemencia,

 

otros tu nombre maldicen

 

y muchas veces te dicen:

 

“Déjame hacer penitencia”

 

En cambio yo te persigo

 

y me aburre tanta prueba,

 

¿Me llevas o no me llevas?

 

¡Que me recojas te digo!

 

Si merezco tal castigo

 

¿Porque tu justica falla?

 

Deseas, muerte canalla,

 

que mil años agonice,

 

pero un viejo refrán dice

que “al que Dios busca Dios halla”

otras decimas de Violeta Parra

Con mi litigio de amor

 

Con mi litigio de amor
llegué donde el señor juez,
por remediar de una vez
la causa de mi aflicción;
le digo que en Concepción
sufrí muy grande amargura
que a punto de la locura
me tuvo el desasosiego
y al señor juez yo le ruego:
senténcieme con premura.

 

Mi caso tan complica’o
es éste, Su Señoría,
se me perdió l’alegría
sin saber cómo ni cuándo,
aquí me ve usted llorando
con la mirada en el suelo,
la vida me da recelo,
m’espanta su indiferencia,
la mano de la inclemencia
me ha echa’o este nudo ciego.

 

Ya ve mi cara, señor,
más pálida que la muerte,
escuche cómo de fuerte
palpita mi corazón,
mi pobre caparazón
tirita como en invierno,
mis venas son un infierno
que arden con fuego mortal,
castígueme el tribunal
si acaso culpa yo tengo.

 

Es increíble y penoso
lo que yo estoy padeciendo,
que se me van escondiendo
las ansias de hallar reposo,
motivo muy doloroso
el sueño me ha prohibido,
la fuerza me ha consumido
y me ha atormentado el alma
p’a mí lo que llaman calma
es vocablo sin sentido.

 

Si el día se me hace largo,
la noche el doble, señor;
con amapolas en flor
consigo entrar en letargo;
mi cautiverio es amargo,
sus yerros aborrecibles,
que ya se me hace insufrible
la luna del alto cielo,
y la Virgen del Carmelo
no está p’a mí disponible.

 

A los dos años cumplidos

 

A los dos años cumplidos,
curada ya de mi mal,
tropiezo en un animal
de misteriosos aullidos.
Violeta, me has conmovido
los huesos hasta la médula
y hasta la última célula
que tejen mi cuerpo humano,
deja tomarte la mano
muy limpia tengo mi cédula.

 

Yo que ando por este mundo
más triste que un’ alma en pena
me retumbaron las venas
de verlo tan iracundo,
después tan meditabundo
que pienso que no m’engaña,
pero esta maldit’ araña
al mes de su juramento
me niega su sentimiento
dejando brillar sus mañas.

 

Cómo es posible, me digo,
que siendo yo tan pequeña
se me descarguen las peñas
y siempre me quede al frío;
qué tienes, amigo mío,
en contra de mi esqueleto,
entre sollozos lo reto
y le hago ver su mudanza,
le digo sin más tardanza:
no sabes lo qu’es respeto.

 

Empieza de nuevamente
mi corazón la batalla,
el hombre es una muralla
de piedras omnipotente;
¿por qué tu cuerpo consiente
los golpes de tal martillo?
Quien lo maneja es un pillo
criado en los callejones,
palabras de maricones
y sangre de vinagrillo.

 

Vergüenza tengo, lectorio,
delante de mis pecados
que no tendrán los malvados
vergüenza de su velorio,
no saben de qu’el demonio
está preparando el fuego
porque son tantos los pliegos
que justifican sus daños;
al horno como rebaño
s’está chupando los dedos.

 

Aquí tiene mi pañuelo:

Aquí tiene mi pañuelo,
señora, seque su llanto,
no hay en el mundo quebranto
que no tenga su consuelo,
saque la vista del suelo
y míreme frente a frente,
que sufre toda la gente,
l’olvidaba por egoísmo,
eso conduce al abismo,
le digo primeramente.

 

No ha visto en los hospitales,
están sobrando las urnas,
porque las niñas nocturnas
se duermen como animales,
confunden los materiales
del moribundo paciente,
y al despertar de repente
jeringan a Juan Salgado
en vez de Juan Maldonado,
y echan a dos por el puente.

 

Hay diferencia en los bancos
por no sé cuántos trillones,
los ministerios mayores
también van diferenciando,
los funcionarios chupando
la teta ya mucho rato,
hay jefes que son retrato
del mismito Lucifer,
en esto sí que la ley
puede bramar garabatos.

 

Aquí le muestro un legajo
de sello, tinta y papel,
éste sí que es cascabel
que suena con desparpajo,
diez mil quinientos carajos
pueblan las casas legales,
y allí están los tal por cuales
en un sillón silloneado
y a fines de mes arreando
billetes muy especiales.

 

El rey de las oficinas
tramita qu’es un portento,
no deja por un momento
su puro y su gabardina,
teléfono y pluma fina,
ventana al Santa Lucía,
cocteles ord’en del día
y por la noche de frac,
p’al puestecito es un crac,
qué le parece mi amiga.

 

Engaño de punt’a cabo
en este mundo tan cruel,
engaño hast’en el plantel
d’estudios muy encumbra’os,
siete años amordaza’os
de pies y mano’ arquitectos,
tratando bellos proyectos
de mil colores y formas,
cuando más tarde es la norma
de hacer cajones de muertos.

 

El Médico en Juramento

El médico en juramento
de servir l’humanidad,
con gran religiosidad
recibe un documento;
olvid’el primer momento,
le da por matrimoniarse,
en auto quiere pasearse,
ya no le incumb’el paciente,
si no es un rico pudiente;
el pobre vaya’enterrarse.

 

El abogado tan grave
delante de un garrapata
…………………………….*
s’encierra como con llave,
le dice que nada sabe,
le nombra otro consultorio;
en un blanco lavatorio
se lava como Pilato,
después de bailar un rato
la danza de los demonios.

 

Y eso es poco, en esta fiebre
miremos al comerciante,
con su sonrisa galante
los pasan gatos por liebres,
aunque los cielos se quiebren.
Hay que decir la verdad
de tanta calamidad
por la que estamos pasando;
váyase, pues, consolando
con tanta mariconá’.

Nadie se ha muerto de amor
ni por cariño fingido,
ni por vivir sin marido,
ni por supuesta traición;
el mundo es una estación
con trenes de sinsabores,
con faltas muy superiores;
su pleito no es una queja,
gran pleito es quien despelleja
sin lástima a nuestros pobres.

 

Señora, yo la condeno
a l’alto de una patagua,
cinco días a pan y agua
durante todas sus horas;
las lágrimas que me llora
no tienen explicación,
denuncie con su furor
la farsa politicante,
no los suspiros galantes
ni las razones de amor.